Carpintería de Obra

La evolución de la carpintería en la familia Argüelles ha llevado a los hermanos, José y Carlos a participar tanto en la creación de grandes espacios en viviendas particulares como en el diseño y fabricación de muebles nobles y otros elementos decorativos para establecimientos de hostelería. Todo lo que se le ocurra que se puede hacer en madera, ellos lo consiguen. Además no estará solo a la hora de decidir cómo decorar porque siempre contarán con el asesoramiento de dos expertos artesanos.

Si quiere una buena pieza de madera en su casa debe contar con el trabajo de la Carpintería Hermanos Argüelles. El buen hacer de sus manos les ha llevado a participar en la restauración de retablos en las Iglesias de Breceña, Bayones o Villaviciosa y una intervención integral en la capilla de Buslaz.

Además sus obras de interiorismo se pueden ver en numerosas casas particulares así como en la casa tienda de Breceña, en Cortina (Villaviciosa) o en piezas históricas como la centenaria puerta principal del llagar El Escanciador.

En cuanto a obra nueva, los hermanos carpinteros son especialistas en todo tipo de estructuras interiores y exteriores. Además, pueden asesorarle, tanto para la creación de un determinado mueble como para la decoración de un espacio nuevo en el que la madera sea la protagonista. Ya sea una mesa, una barra o todo un comedor, la calidad del resultado y de los materiales está garantiada. Además de su buen hacer y la preocupación porque la idea del cliente quede perfectamente plasmada.

Desde esta carpintería de Breceña también se realizan muebles, conscientes de que actualmente en los mercados especializados y entre los compradores más jóvenes triunfan el diseño efímero y la chapa aglomerada. También es cierto, que en el sector de la decoración se vive una vuelta al pasado y por ello, son muchos los que buscan piezas especiales en tiendas de anticuarios y valoran un buen trabajo en madera. A menudo, este tipo de muebles de maderas nobles constituyen una pieza protagonistas en la decoración de una vivienda, aunque debe tenerse en cuenta el tipo de muebles que la acompañan en la decoración ya que la tan temida polilla llega precisamente por piezas de calidad baja. “Un mueble de madera de los nuestros no sufre polilla porque trabajamos con maderas duras y saneadas y la polilla no tiene dientes”, explica José, con ironía, ya que ha tenido que dar esta explicación a más de un cliente.

La intervención de carpintería incluye también el tratamiento y creación de interiores: vigas, tejados, suelos, ventanas o puertas.